El gran descubrimiento, cachopo cachopazo

Hola!!

Escribo esta entrada para contaros una gran experiencia y un gran descubrimiento.

Hace poco estuvimos por Ribadesella, como todos los años dando un paseo por allí y luego queríamos comer en el mismo sitio que vamos siempre, la buena suerte, no porque comamos mal en ese sitio sino porque el que probamos nos encantó…la buena suerte fue que no tenían mesa y solo servían menú y queríamos unos platos de carta como siempre que vamos…

El caso es que tras dar una vuelta, nos adentramos un poco y en una de las calles (Manuel Fernandez Juncos) vimos un mesón que por fuera no dice mucho pero como se suele decir, lo mejor está en el interior.

No teníamos reserva pero volvimos a tener suerte y había una mesa para nosotros, solo puedo decir que El Meson de Ana, ha sido el sitio con diferencia que tanto la comida como el trato y el servicio que nos han dado merecía recomendarlo.

Fijaros que pinta tenia todo

Zamburiñas con gulas
Choricillos a la sidra
Cachopo de ternera

Si tiene buena pinta, no la podéis imaginar como estaba…

Quiero también recalcar que el chico que nos atendió era un chaval súper agradable, atento y con un trato excepcional, tienen suerte de tener un camarero así.

Por último, y sin poder mostraros la foto porque no dio ni lugar, tenéis que probar su tarta de sidra, espectacular!

Un abrazo!!

Tartaletas de gulas y gambas con huevo de codorniz

Ingredientes

  • 1 paquete de obleas pequeñas (160 g)
  • 400 g de gulas
  • 250 g de gambas peladas
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen +(un poco para pincelar)
  • 16 Huevos de cordorniz
  • sal
  • pimienta blanca

Elaboración

Precalentar el horno a 200ºC.

Cubrir con una oblea, una flanera al revés y hacer unos pliegues pellizcando la masa con los dedos. Pinchar con un tenedor la parte de arriba. Preparar el resto de igual forma y colocarlas sobre una bandeja de horno. Hornearlas durante unos 10 minutos hasta que estén cocidas y ligeramente doradas.

Saltear las gambas con las gulas, los ajos a láminas y las guindillas con el aceite. Salpimentar.

Pincelar una sartén con un poquito de aceite y hacer los huevos de codorniz.

Rellenar las tartaletas con la mezcla de gulas y gambas y encima el huevo de codorniz.